Los responsables de Pokémon GO continúan actualizando frecuentemente la aplicación con el objetivo de mejorar la experiencia de juego, que ha ido eliminando progresivamente los errores más notables mientras incorporaba una serie de mecánicas que han conseguido mantener el interés de la comunidad, tales como las incursiones. Sin embargo, también ha sido habitual toparse con nuevos fallos que aparecían precisamente con cada parche.

Precisamente la última actualización, que Niantic tenía lista para su lanzamiento, ha tenido que ser retrasada a última hora tras detectar una serie de bugs que afectaban a aquellos jugadores que, de manera previa, habían tenido acceso a estos cambios. Entre ellos se encontraba, por ejemplo, el nivel 40 para los Pokémon, que ahora deberá aguardar hasta que los desarrolladores den con el error.

No obstante, medios como ComicBook apuntan a la nueva versión del motor Unity, con el que está construido Pokémon GO, como principal causante del fallo que ha impedido estrenar el parche en cuestión. Al parecer, la última actualización del programa habría motivado la aparición de diversos bugs que no hacían acto de presencia en la versión anterior. En cualquier caso, será Niantic el que deba explicar los motivos que han llevado al retraso, por el momento indefinido, en la llegada de estas mejoras a Pokémon GO.

 

Fuente: www.alfabetajuega.com

SHARE